Texto: Israel Moreno

Si algo distingue a México, son sus fuertes pasiones junto el no temor a combinarlas. Ejemplos hay muchos, y pocas veces discretos; uno de ellos, es que un amplio sector de la población gusta de mezclar la religión (en especial, la católica) con el fútbol. No por nada visten niños Dios con las playeras de sus equipos favoritos. Esto, le despertó una idea a Adriana Pelusi (Control Z) para escribir la historia de Emma; donde combina ambos temas, con fuerte peso en el mensaje religioso.

Sinopsis 

Emma es una niña de 8 años que un día recibe un balonazo en la cara, dejándola inconsciente. Durante ese tiempo, una cabra le revela que está destinada a ser una Santa, y cree que para lograr su objetivo, debe orientar a su compañero Andrés al camino de la fe, aunque para ello deba entrar al mundo del fútbol, ¿lo logrará?

¿Una película demasiado chantajista?

Cada creencia es respetable. En el interior de una escuela católica, Emma desarrolla una historia (sin pies ni cabeza) que intenta dejar el mensaje del siempre respeto al prójimo, dejando de lado las diferencias de fe. Sin embargo, esta moraleja choca con la barrera de una realidad en donde a muchas de estas instituciones poco les importan las creencias individuales de su alumnado, todos deben rezar y asistir a los eventos religiosos; se los digo desde la voz de la experiencia.

En el caso de los personajes, carecen de progreso. El desarrollo con el que cuentan, llega a coquetear con el absurdo al dejar ver la única intención de eventualmente aterrizar a los fines e intenciones del filme. El target de la película es claro, los católicos. Cabe recalcar que ese no es el problema. Más bien, cae en los mismos terrenos dificultosos que la mayoría del género, que llegan a dar la apariencia de querer imponer a Dios a la fuerza.

Es un texto corto, pero no hay mucho que agregar. Reitero, en cuanto a la historia se queda corta y termina quedando en el terreno de lo malo. No obstante, reconozco que cuenta con algunos elementos que pueden convertirla en una opción de gozo para numerosas familias mexicanas promedio. Después de todo, y si ya la viste, comparte tu opinión.

Deja un comentario