Texto: Asaz Melómano

Al igual que muchas personas, mi introducción al jazz fue a través de Miles Davis con el álbum Kind of Blue, corría el año de 1999 y esta obra cumplía 40 años de haberse publicado, fue en una reseña de una revista en la cual pude conocer un poco de este grandioso músico, ya antes había intentado adentrarme a este género, pero habían sido infructuosos los propósitos.

Compré el disco y no me convenció, de nuevo quedaba indiferente ante este género, sin embargo algo que me llamaba la atención es que es considerado por muchos el mejor LP de jazz y en la contraportada reza un comentario del baterista de dicha obra que decía “Tuvo que haber sido hecho en el paraíso“, por lo que algo debía haber en estas composiciones que mis oídos no sabían apreciar, pasaron alrededor de 5 años y en una visita a la tienda de música que frecuentaba decidí comprar al azar otro álbum de Miles, me deje llevar por el arte de las portadas y los álbumes que más llamaron mi atención fueron “Bitches Brew” y “Live Evil“, las imágenes no me parecían que pudieran pertenecer al mismo estilo de música que “Kind of Blue” y más cuando había leído que este gran artista se reinventaba constantemente. Fue uno de los mejores aciertos de mi vida, escuché las primeras composiciones del mencionado Live Evil y me agradó bastante, ya empezaba a comprender que cada disco sería un viaje distinto, llegué al track 4 del primer cd y fue la puerta de entrada hacia un mundo completamente distinto al que conocía musicalmente hablando, “What I Say” comenzaba con un hipnótico bajo eléctrico que hasta el día de hoy me vuelve loco, en si los 2 discos que componen la obra me gustaron bastante, quería escuchar y comprar más discos de Davis.

Nadie de mis conocidos simpatizaba con este género, no había muchas revistas en las cuales buscar y aún no sabía que en el tianguis del Chopo también podía comprar jazz, internet comenzaba a despegar y encontré que habían editado varias cajas de Miles DavisD, busqué y encontré en el Tower Records de la Zona Rosa algunas, el precio era elevado y más para alguien que no trabajaba, por lo que tuve que realizar actividades domésticas para poder comprar 2, las sesiones de “Bitches Brew” y “John Coltrane“.

Caí rendido ante la calidad de las obras, Columbia (disquera que editó estos box sets) fue muy cuidadosa con la música seleccionada, con la información contenida en los extensos booklets y con la calidad de los materiales, a partir de este momento comencé a adquirir varios discos al azar, empecé a documentarme sobre cada uno de los trabajos y descubrí que era muy extenso su material por lo que traté de comprar lo más “significativo” de cada época, “Birth of the Cool” grabado a finales de la década de los 40 principio de los 50 marcaba el inicio del Cool Jazz, “Walkin” una compilación de los años 50’s con un jazz muy “elegante” a mi forma de escucharlo, “Milestones” uno de mis discos preferidos y creo que de lo más accesible, “Sketches of Spain” con música de origen español y un largo etcétera.

Miles Davis se caracterizó por sacar lo mejor -artísticamente hablando- de sus jóvenes músicos, son muchísimos los artistas que participaron ya sea en estudio o en vivo al lado de él, por mencionar algunos están los nombres de Keith Jarrett, John Coltrane, Chick Corea, Charles Mingus, Wayne Shorter, Art Blakey, Sonny Rollins, John McLaughlin, etc. Tal vez lo dejó marcado el que tuvo la oportunidad de iniciar su carrera al lado de 2 gigantes del jazz como lo fueron Charlie Parker y Dizzie Gillespie y quiso replicar esto en sus aliniaciones.

En el año 2010 en una de mis visitas al Tower Records de Altavista, encontré la biografía traducida al español, la cual me ayudó a comprender mejor la obra y provocó que creciera aún más mi interés, en los años posteriores ya mis visitas al Chopo eran al menos cada 15 días y encontré que existe un puesto que principalmente vendé jazz, en él encontré infinidad de bootlegs (como si los álbumes de estudio no fueran suficientes) y hasta el día de hoy sigue habiendo mucho material por escuchar, gracias a la diversidad de géneros que manejó a lo largo de su carrera, pude darme una idea de forma general de los subgéneros que existían, este gran artista cambió mi vida, ya que como melómano mi vida gira alrededor de la música y gran parte de lo que escucho de varios años a la fecha es jazz.


“No le temas a los errores, ahí no hay ninguno”

Miles Davis.

Deja un comentario