Texto: Bernardo de Un gato en el cine

Este jueves 22 de octubre llega a salas la nueva película de Michel Franco, Nuevo Orden. Una cinta que batalla con las polémicas de su tráiler, recibiendo acusaciones de clasista, pero que ofrece una representación en demasía extrema de un Golpe Militar. Una historia que culmina (a consideración de un servidor) con la peor masacre que se ha visto en el cine mexicano de los últimos años.

Sinopsis

En 2021, una boda de la alta sociedad es interrumpida por un grupo armado. Lo que comienza como un caos provocado por la clase media, se ve aprovechado por los militares para tomar el control de la sociedad, alcanzando el grado de imponer toques de queda obligatorios. Para explorar la idea de un golpe de Estado militar, el director toma como referencias una obra literaria y un elemento histórico.

Rebelión en la granja

Utopía: “Plan, proyecto, doctrina o sistema deseables que parecen de muy difícil realización”. (RAE, 2020).

En la obra de George Orwell, se ve cómo los animales de una granja expulsan a sus dueños, propiciando una sociedad de apariencias utópicas, pero que se destruye de manera instantánea. Dando a entender, de manera indirecta, la necesidad de una autoridad para mantener el orden entre tanto desastre.

Lo mismo pasa con esta película. La utopía se desmorona al momento en que los militares toman el control de la sociedad, tal como lo hicieron los cerdos en la novela. Incitando así, una reflexión que deja atónito al observar la latente vigencia de una obra escrita hace más de 50 años.

Auschwitz

Bien dice el dicho: “El que no conoce su historia, está condenado a repetirla”. Presentando imágenes que parecen extraídas de campos de concentración al más puro estilo Auschwitz, Nuevo Orden produce una tensión en su espectador.

Aunado a estas referencias, se relata una historia que poco a poco prepara el terreno para lo impredecible. Cuenta con una dura crítica al clasismo, de presencia reinante incluso hasta el clímax de la película. Una narrativa que evidencia lo bien sabido; los que están arriba siempre velarán por sí mismos, y los que no tienen nada serán las víctimas.

Franco lleva consigo un reparto actoral impresionante, en el que encuentra un gran apoyo a la hora de mostrar el nivel extremo de una violenta represión. Dentro de la gama, cabe destacar la participación de Diego Boneta, quien tiene la tarea de encarnar a un personaje de notable construcción.

Conclusión

Vivimos en una desigualdad social extrema, idea que Nuevo Orden lleva a un nivel inimaginable a través de una premisa que toma referencias históricas y literarias. Se trata de una cinta que dará mucho de qué hablar. Michel Franco, de una manera impresionante, demuestra hasta donde puede llegar la idea de una cruda realidad a raíz de un golpe militar que, esperemos que no, podría ocurrir en nuestro país. 

Deja un comentario