Texto: Deftone

Dirigida por Gary Dauberman y protagonizada por Vera Farmiga, Patrick Wilson y Emily Brobst, nos narra la historia de cómo la muñeca maldita llegó a la casa de los Warren.

La cinta comienza cuando Ed y Lorraine Warren se hacen cargo de Annabelle y deciden llevarla a su casa y resguardarla junto con los demás objetos demoniacos que tienen en su poder.

Judy (McKenna Grace), hija de los Warren se queda en casa con su niñera Mary Ellen (Madison Iseman), previo al festejo de su cumpleaños, pero Daniela (Katie Sarife) amiga de Mary Ellen, llega a la casa movida por la curiosidad para descubrir si en verdad los Warren tienen artefactos embrujados, esta misma curiosidad hace despertar al mal que hay en Annabelle y es así comienza una noche de pesadilla para las tres chicas en la casa.

La película se aleja mucho de la trama seria que pretenden tener los otros filmes pertenecientes al Universo del Conjuro y este es su punto más fuerte ya que entrelaza muy bien situaciones que rompen el suspenso con un toque más irónico, es ahí donde La Monja perdió ya que si recuerdan hay momentos que son hilarantes y La Llorona también, de hecho entrelaza muy bien la historia de la cinta antes mencionada.

Tal vez lo bien llevada que es la trama se debe a que el Director Gary Dauberman fue guionista de “La monja”, “IT” y “Annabelle”, pero esta tercera entrega es su primer película tras el banquillo y por lo mismo supo llevar muy bien lo que quería hacer con esta entrega de la franquicia.

En el aspecto técnico cumple muy bien y la actuación de McKenna Grace está muy bien lograda y cómo no, después de haber participado en The Haunting of Hill House.

Sin duda Annabelle 3 es de lo mejor que ha tenido la saga y eso lo logra no tomándose tan en serio las cosas paranormales, es una bocanada de aire fresco a toda la franquicia.

Deja un comentario