La primera edición de Rock And Punch contó con participaciones de Las Víctimas del Dr. Cerebro y DragonForce, además del campeonato mundial de Sambo Combat.

La primera edición del Festival Rock And Punch se llevó a cabo el fin de semana, en el Frontón México. Marcó la primera edición del International Race and Sambo Combat (IRSC) en México, dando lugar al Campeonato Mundial de Sambo en nuestro país.

Desde las 14 horas, el público podía ingresar al recinto. Previo a los combates de Sambo, se dieron lugar las participaciones de las primeras bandas de la noche: Los Pussier, Big Trauma, Mister Chile, Nenatura, Inmoralidad y Golden Robots.

Al terminar la primera tanda musical, dio inicio el Campeonato Mundial de Sambo Combat. La dinámica consistió en que hicieran tres pruebas previas al combate: Lanzamiento de objetos punzocortantes, lanzamiento de hacha y disparo con armas de fuego. Tras completar estas tres pruebas, los competidores eran ubicados en el “tatami” para su combate.

Después de varias peleas breves, pero intensas, los peleadores vencedores se preparaban para las semifinales. El mexicano Luis “Wicho” Castañeda, venció a Michael Robertson en combate, avanzando a la siguiente etapa.

Tras las peleas, un nuevo número musical llegó al escenario. Con el baterista argentino, Diego Kopushian al mando, la intervención de Vista Point estuvo repleta de covers y hits de la época del “Rock en tu idioma”. Un show nostálgico, pero muy encendido que, más que recordar los exitos del baterista con su banda Vilma Palma e Vampiros, nos recordó muchos clásicos del rock.

Al concluir la presentación musical, continuaron los combates en el sector del “Tatami”. Las semifinales se llevaron a cabo bajo la misma dinámica. Pruebas de lanzamiento de armas y disparos. Posteriormente, los combates. Aquí, “Wicho” Castañeda logró un gran papel, pero cayó ante el ruso Nikolai Potashnik. Con esto, el participante mexicano fue eliminado de la competencia. La final se disputaría entre dos rusos.

Llegó el turno de las Víctimas del Doctor Cerebro. Su show fue impresionante. Cargado de energía y una actitud muy festiva, nos recordaron por qué son una de las mejores bandas del rock nacional.

Las Víctimas nos dieron un recorrido por todo su repertorio musical. Desde temas como “Frankenstein”, pasando por “El Rock de la Cripta”, dejaron claro que saben cómo dar un buen espectáculo. Entre luces, fuego y máscaras, lograron hacer al público partícipe en todo momento. Un concierto intenso y muy interactivo, sin duda hará que la participación de “Abulón”, “El Chipotle”, Adrián Toussaint y compañía, sea recordada, probablemente, como de lo mejor de la noche.

“¿No que muy pinches metaleros?”, gritaba “Abulón” mientras incitaba al público a subir al escenario. Arriba, retó a los asistentes a hacer el mejor “headbanging” que pudieran. Momentos muy divertidos y memorables por parte de la legendaria banda de Neza. Para concluir, decidieron cerrar su concierto con uno de sus más grandes éxitos: “Esqueleto”. El público se movía de un lado al otro del recinto, bajo las órdenes de “Abulón”. Se despidieron, por fin, de nosotros, para dejarnos con los combates finales de Sambo.

En este punto de la noche, se llevaron a cabo varias peleas. Las Finales Mundiales de Sambo Combat Femenil, a cargo de la mexicana Anny Hernández, en contra de la rusa Evgenia Labutina. Un combate brutal y muy reñido, pero que terminó con la victoria, por puntuación, de Labutina.

Después, se disputó el tercer y cuarto lugar para los peleadores de la rama varonil, así como las finales. Después de un intenso combate, Nikolai Potashnik perdió ante su compatriota, Imam-Shapi Mukhtarov, quien se levantó como campeón.

Tras finalizar los combates, los asistentes estaban impacientes por el espectáculo de la banda principal de la noche: DragonForce.

El concierto comenzó cuando se escucharon las primeras notas de “Reaching Into Infinity” . Así llegaba Dragonforce al Frontón México, en uno de sus primeros conciertos del año.

Una presentación dinámica y cargada de buen humor y mucha camaradería. Los fanpaticos de DragonForce agitaban la cabeza al ritmo de “Heroes of Our Time” y “Valley of the Damned”. Al inicio del show, el vocalista, Marc Hudson, mencionó que habían comprado una botella de tequila para tomar un shot después de cada canción. Pasadas unas canciones, desistieron de tal esfuerzo, ya que no querían afectar su participación.

Durante “Cry Thunder”, la banda interactuó por mucho tiempo con los asistentes, revelando que estaban transmitiendo el concierto a través de Instagram, por lo que deseaban que el mundo viera cómo es el público mexicano. Hudson retó a los mexicanos a gritar lo más fuerte que pudieran “Cry Thunder” a su señal, para demostrar la energía que se vive en nuestro país. Tras varios intentos, Hudson se veía satisfecho con los resultados.

Para finalizar, eligieron el tema que los llevó a la fama: “Through The Fire And Flames”. La rápida y épica canción resonó en todo el recinto, despidiendo a la banda con mucha energía y sonrisas en los rostros de los fanáticos. Finalizaron pidiendo que estemos atentos de sus redes sociales, ya que harán muchos anuncios importantes este año.

“Amamos tocar para ustedes, México, ¡muchas gracias!”.

Rock And Punch terminó siendo un evento muy satisfactorio. Si bien, las peleas fueron breves, la propuesta de combinar la brutalidad de las MMA con el rock, resultó ser una buena combinación. Nos dejaron claro que esperan que sea un evento recurrente en nuestro país, por lo que estaremos atentos para la segunda edición.

Texto y fotografías: Luis Acosta

Deja un comentario