Texto: Andrea Pallares

Fotografías: OCESA / César Vicuña

El “Domo de Cobre” se llenó de excelente música y mucha buena vibra el pasado 13 de agosto, pues recibió a la banda mexicana DLD, quienes inician este tour para presentar “Transcender”, su más reciente material discográfico.

El trío no llegó sólo, la agrupación argentina Turf, fue encargada de abrir el show para los artistas mexicanos, interpretando sus más populares canciones como “Magia blanca” y “Yo no me quiero casar, y Ud?”. Cantaron también “Lamento Boliviano” un clásico de Enanitos Verdes, animando a los que ya estaban en sus lugares y a los que todavía iban llegando.

Y el momento más esperado de la noche llegó, entre un magnífico juego de luces moradas y blancas, “Dixie” fue la melodía elegida por la banda para dar inicio a su presentación, un clásico que además, es de las primeras canciones que lanzaron, incluso la banda aún llevaba el nombre de “Dildo” cuando se estrenó, canción que hizo que los asistentes se pusieran inmediatamente de pie para bailar y brincar al ritmo de rock.

Con una pantalla gigante en el centro, detrás de ellos y dos más pequeñas a los lados, nos presentan por primera vez en vivo algunos sencillos de su álbum “Transcender”: “Química y física”, “Mecánica” y “El puente”, fueron algunas de las canciones que fueron coreadas por los fans que ansiaban poder hacerlo en vivo junto a su banda favorita y así fue, las y los asistentes cantaban tan fuerte que el sonido de las voces unidas se escuchaban hasta afuera del palacio.

DLD interpreta “Viernes”, provocando que la gente encendiera la linterna de sus celulares, llegando al momento melancólico de la noche, de fondo habían luces simulando la lluvia, antes de comenzar con esta canción, el vocalista Francisco Familiar, mejor conocido como Paco, dedicó unas palabras a su público: “Gracias por su tiempo, gracias por su esfuerzo, gracias por sus buenos deseos siempre”, haciendo mención también a todo lo que como banda, pero sobre todo como personas, han pasado durante esta pandemia.

El clímax de la noche fue cuando el grupo contó el cover de “Mi vida”, una canción de José José. El lugar se lleno de euforia pues toda la gente cantó y grito con fuerza desde que se escucharon los primeros acordes de la melodía. “Por siempre” y “Arsénico” fueron otros clásicos que se cantaron junto a la banda.

Para cerrar ésta enérgica noche, el trío eligió el tema “Todo cuenta”, demostrando que el gusto y la pasión por el rock no es pasajero pues es una canción que viene acompañando a la banda desde festivales hasta grandes conciertos como este último.

Deja un comentario