Texto: Deftone

Robert Eggers nos regala una epopeya Vikinga sobre venganza, un viaje crudo y visceral a través de los caminos hacia el Valhalla

The Northman nos sitúa en el siglo X, el Rey Aurvandill (Ethan Hawke) regresa de una batalla, lo esperan su esposa la reina Gudrún (Nicole Kidman) y su hijo Amleth.

Aurvandill ha sido herido en batalla, pero no deja que eso importe y se lleva a Amleth con Heimir the Fool (Willem Dafoe), al salir son emboscados por un grupo de guerreros y Aurvandill muere a manos de su hermano Fjölnir (Claes Bang), Amleth logra escapar y ahí comienza su viaje, un viaje que lo convierte en guerrero, un viaje que hace imposible que cambie su destino, que es la venganza.

Durante su camino encuentra a Olga (Anya Taylor-Joy) quien se une a él, para que cumpla esa añorada venganza.

Una de las actuaciones que más impacta, aunque sea muy poco su tiempo en pantalla es la de Björk, quien tiene una participación como pitonisa, sin duda es algo que enriquece mucho a la cinta, que de por sí es magnífica.

Robert Eggers demuestra por qué es uno de los mejores directores de la actualidad, trasladando ésta historia basada en una leyenda escandinava que inspiró el ‘Hamlet’ de William Shakespeare y lo hace de manera brutal, visceral, sin miramientos, con una narrativa y una estética excepcional, sin mencionar las actuaciones, es de lo mejor que verán en el año, The Northman es un viaje lleno de sangre hacia el Valhalla.

Deja un comentario