La Presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), Leticia Huijara, reitera que la institución está pasando por una grave crisis financiera

Durante la pasada edición de la prestigiosa entrega anual de los Premios Ariel, Leticia Huijara, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas dijo  como parte de su discurso que la AMACC pasaba por momentos difíciles en lo que respecta a su aspecto financiero, por lo cual adelantaba en aquella ocasión que se deberían tomar ciertas medidas y ahora se anuncia oficialmente que se ha decidido suspender tanto la convocatoria como los procesos de inscripción al Premio Ariel 2023, hasta nuevo aviso.

Cada año, la ceremonia de entrega del Ariel reconoce el talento de los cineastas mexicanos en los distintos oficios y disciplinas que conforman la industria cinematográfica, en lo que resulta un momento de celebración y encuentro, un espacio para la excelencia en el cine mexicano y para darle una continuidad necesaria a la cinematografía nacional; sin embargo, el Estado, que fuera motor y sostén de la Academia durante un largo tiempo, ha renunciado a su responsabilidad como principal promotor y difusor de la cultura en general y del cine en particular, cambiaron las prioridades y pareciera que la cultura junto al séptimo arte ya no lo son prioridad. 

Lamentamos que a pesar de sus 76 años de existencia y la voluntad política con la que se refundó la Academia en su nueva época, bajo la presidencia del maestro Jorge Fons, el respaldo de los recursos públicos hayan disminuido considerablemente en los últimos años. La AMACC es una Asociación Civil sin fines de lucro que está dedicada a promover la difusión, investigación, preservación y defensa del cine mexicano al igual que su desarrollo desde una perspectiva incluyente y plural que dialoga con todos los sectores del gremio, incorporando a nuevas generaciones de cineastas y personalidades de reconocida trayectoria, además de estar avalada por las trayectorias de sus miembros, todos los profesionales en activo de nuestra industria cinematográfica.

Durante los próximos meses la Academia estará reorientando sus esfuerzos para reorganizar el trabajo a través de sus distintas comisiones, pero, sobre todo, para reconstituir las finanzas de la organización, buscando darle viabilidad y certeza financiera a las actividades académicas que realiza a lo largo del año y a la entrega del Ariel.

Hacemos un atento llamado a todos los sectores a cerrar filas en torno a la AMACC, a reforzar la cohesión dentro del gremio cinematográfico y a seguir defendiendo, así como fortaleciendo, este y otros espacios de reflexión libre e independiente sobre el cine mexicano.

Deja un comentario