BY: Dario Argento (1977), Luca Guadagnino (2018)

“Hay dos cosas que la danza nunca puede volver a ser: hermosa y alegre.”

Hay ciertas películas que tocan todos tus sentidos en tan poco tiempo que es choqueante de principio a fin, eventualmente quisieras hablarlo con más personas para descubrirte en los sentimientos de los demás, compartir y analizarlo con mayor profundidad pero desgraciadamente no sucede como quisieras. Suspiria es de las películas que más he disfrutado en mi vida por tantas razones difíciles de explicar, no hay persona que conozca que no le haya hablado de ella y quizá el tráiler de ninguna de las dos versiones logra atrapar al espectador, pero juro solemnemente que es una pieza fílmica digna de ver por quizá, todo el mudo. Elegí hablar esta semana de las dos caras de una misma historia, no porque una sea menos que otra o con fin de compararlas, sino porque es tanto el material que era digno incursionar en las dos visiones para una riqueza incomparable.

Suzy (Susie) es una bailarina aficionada que es aceptada en la reconocida academia de baile Tanz, al llegar comienzan a presentarse ciertos problemas con una estudiante que dejo ciertas pistas con una de sus compañeras para que saliera a la luz la verdad de la academia. Suzy ira desentrañando lo que ocurre con la compañía de su nueva amiga patricia. En la versión original hay 3 películas que cuentan todo sobre las prácticas de la academia y en general de las 3 madres que son centrales en la obra, el remake solo usa un film para mostrarnos lo horrible que es el mundo de la danza en esas circunstancias. Las dos opciones cuentan con situaciones que entraran en tu psique para crear terror que de cierta forma no es igual al que vemos en otras películas del mismo género.

Mientras la versión original es más vivida en cuanto al lenguaje, la trama y la fotografía, usando colores neón y un ambiente sumamente “alegre”, en la versión reciente todo se torna lúgubre, usando tonos pasteles para la utilería y la representación, que como lo dije antes, son tan diferentes pero tan iguales que no hay una que sea predilecta.

En la primera hay actuaciones de gran calibre como Miguel Bosé, Stefania Casini, Udo Kier, entre otros. Y a pesar de haber sido hecha hace tantos años, la utilería es perfectamente utilizada como el maquillaje de prostéticos para denotar el miedo. El remake en este caso hizo algo espectacular con una de las mejores actrices del medio: Tilda Swinton, la exploto en todas sus variantes para demostrarnos que no hay un papel que ella no pueda hacer, junto con Dakota Johnson, Chloë Grace Moretz, etcétera, entregan toda la sensación de una asociación pura de mujeres, entre baile, cigarros y música hecha por Thom yorke, hay una Alemania sucia y devastada que se meterán en tu suspiro y piel para hacerte sentir…

-Angélica H.G  

Deja un comentario