A ocho años de ser declarada culpable de asesinato en primer grado, las compañeras de celda y confidentes más cercanas de Jodi Arias ofrecen sus relatos de primera mano

Tracy Brown y Donavan Bering relatarán cómo la asesina de Travis Alexander las manipuló y las obligó a seguir sus órdenes dentro y fuera de la cárcel 

GRAN ESTRENO JUEVES 23 DE SEPTIEMBREMEX 10:00PM 

LIFETIME estrena en exclusiva en la región un revelador y atrapante especial: “Secretos de prisión” —narrado por Angie Harmon y protagonizado por James BurlesonAndrea Cohen y Trevor Drum— que revisa algunas de las historias más infames de criminales que acapararon titulares y revela nuevos conocimientos e información de primera mano. 

En “Secretos de prisión” los encargados de ofrecer los detalles más íntimos de la vida de estos criminales convictos son antiguos amigos, guardias, compañeros de celda y los amantes, lo que permite desentrañar cada historia con aquellos que fueron sus protagonistas, por el tiempo que pasaron al lado de estos famosos delincuentes. 

El jueves 23 de septiembre en México a las 10:00PM, el ciclo “Secretos de prisión” estrena el capítulo “Secretos de prisión: Jodi Arias”, en el que a ocho años de ser declarada culpable del asesinato en primer grado de su exnovio Travis Alexander, las ex compañeras de celda de Arias, comparten relatos de primera mano de su tiempo tras las rejas con la asesina. 

Tracy Brown y Donavan Bering contarán historias de cómo Jodi las manipuló y obligó, y a otras, a convertirse en sus leales seguidores para que cumplieran sus órdenes dentro y fuera de la cárcel. Las dos mujeres arrojan nueva luz sobre la asesina convicta, quien ha logrado una gran cantidad de followers, a través de sus redes sociales. Para todos, Arias es una mujer que no se detendrá ante nada para conseguir lo que quiere. 

“Secretos de prisión: Jodi Arias”, en LIFETIME, revelará una gran sorpresa en torno al mediático caso. El público sabrá también que la primera vez que Donavan vio a Arias, pensó que no se trataba de una reclusa por asesinato, sino de una modelo. El preámbulo para que se sepa nueva e inquietante información respecto al caso de Travis Alexander, así como teorías explosivas sobre su espantoso asesinato. 

Las mujeres estuvieron juntas en la cárcel Estrella en Phoenix, Arizona. Bering fue privada de su libertad bajo sospecha de ser cómplice de un incendio provocado. Donavan, quien ahora está casada con Tracy (que también estuvo en la misma prisión, acusada de secuestro), se hizo muy cercana a Jodi rápidamente, ya que aseguró que se comportó como una dulce compañera de celda, con “la voz de un ángel”. 

Arias mostró siempre un supuesto interés por hacer amigos, conquistó a todos por ser reservada y una artista que dibujaba mucho. Jodi tenía también la cualidad, se sabrá en el especial, de hacer sentir a todos muy cómodos rápidamente a su lado, por lo que cuando la población del centro de detención se enteró que estaba presa por un asesinato, todos quedaron en shock.

Bering dejó en claro que nunca tuvo una relación romántica o sexual con Arias y que sólo fueron muy buenas amigas. Lo que sí reveló es que Jodi utilizaba su sensualidad para obtener cosas de otras presas y que era coqueta con los guardias de seguridad. De acuerdo con Donavan, su amiga no tenía ningún problema con acercarse a los custodios hombres. 

Tanto Bering, como Brown fueron tan cercanas a Jodi, que le permitieron que las tatuara. A Tracy le hicieron seis tatuajes con una goma, una grapa y un lápiz, junto con una gota de champú y talco para bebés. A Bering le hicieron cuatro tatuajes. En aquel momento ninguna de las dos tenía idea del show mediático que rodeaba a la que consideraban su amiga. 

Donavan contó que Arias se ofreció a tatuarlas a ella y a su esposa, porque al final no profundizaron en su relación con Travis Alexander y tampoco la juzgaron al enterarse de lo sucedido. Bering explicó que al principio creyó la versión de Jodi de lo que había pasado con su exnovio e incluso cuando salió de la cárcel la ayudó a mantener sus redes sociales al día. 

Pero el cariño que Donavan sentía por Arias cambió cuando la acusada de asesinato en primer grado habló mal de sus propios padres y los acusó de haber abusado sexualmente de ella desde que tenía siete años, algo que su amiga cercana consideró que fue algo que no debió hacer, ya que al final se mostró muy cruel con ellos, en especial con su mamá y descubrió que era una persona llena de odio. 

Cuando Bering se negó a postear cosas horribles de la familia de Jodi, ésta se enojó mucho al grado que mandó a atacar a su amiga y a sus seres más cercanos, por lo que Donavan se sintió traicionada y no comprendió por qué se comportaba de esa manera y pudo ver su lado más oscuro, ese que la orilló a cometer un crimen.

Deja un comentario