Texto: Deftone

Hablar de Spider-Man, es hablar de uno de los superhéroes más queridos por todo el público y tal vez uno de los más amados en México.

En el UCM hemos visto a Tom Holland interpretando al arácnido desde Civil War, lo vimos en su película en solitario y lo vimos desaparecer en Infinity War, pero, ¿Qué ofrece esta nueva entrega?

Lejos de Casa, nos muestra una evolución en el personaje, si bien en Civil War vimos a un Spider-Man intrépido que se agarró a golpes con el Winter Soldier, en Home Coming lo vimos más apagado, con dudas, en Infinity War nos partió el corazón y en EndGame fue muy emotiva su participación.

La cinta ocurre después de la muerte de Tony, podemos ver a un Peter que extraña a su mentor, pero más que nada vemos a un adolescente con dudas existenciales como en los cómics, lo vemos en esa encrucijada de la madurez de un héroe, pero con nervios al estar cerca de la chica que le interesa y eso es la mejor del personaje, ahora nos están presentando más al chico, al que vive en la duda, en el proceso que todo joven vive en sus épocas de estudiante, algo que no se había visto tan a fondo en anteriores películas.

También explica algunas cosas que dejó sueltas EndGame y nos presenta a Mysterio, un personaje que levanta demasiado el filme, Jake Gyllenhaal se luce con su interpretación, es un villano perfecto, tiene una de las mejores secuencias que se hayan visto en las películas de Marvel y por momentos carga con el peso de la cinta.

Spider-Man: Lejos de Casa tiene un inicio lento, innecesariamente largo, pero cuando por fin comienza vemos tributos a la serie de los 90, vemos al Peter de los cómics, tenemos humor en grandes dosis, acción estupenda, un cinta demasiado teen y eso se agradece, además cuenta con dos escenas postcréditos, la primera les volará la cabeza y la segunda nos muestra hacia dónde va Marvel con sus futuras entregas, sin duda es la película del verano.

Deja un comentario