BY Fernando Eimbcke

“Las oportunidades en la vida son como los tiros que tiene una escopeta y yo ya me gasté los míos”.

El cine mexicano tan parecido a la sociedad misma, con umbrales grises y polarizantes siempre ha sido de lo más criticado en todas sus variantes y la única certeza que existe es que el mexicano no ve cine, no se adentra más allá de lo que se proyecta en las grandes cadenas y juzga a sobre manera olvidando que hay más realidades ofertadas, el día de hoy les traemos esta reseña de una película que es más de lo que parece.

Domingo por la mañana, a las 11 AM para ser exactos comienza una jornada que nadie dimensionaría sobre su desenlace, todo ocurre en la colonia Tlatelolco y dos amigos que planean tener un día lleno de videojuegos, pizza y libertad para ser ellos mismos se ve interrumpido por la llegada de su vecina para cocinar en su horno y al mismo tiempo la luz se va como si supiera que no sería importante ese día, para perder el tiempo piden la pizza esperando que el repartidor se atrase y puedan quedarse con el dinero, efectivamente pasa lo esperado y tanto Ulises, Moko, Flama y Rita se encuentran al mismo tiempo para perderse con sus ideales, en sus problemas y sobre todo en una nueva forma de ver la vida y sentirla, este conjunto que podría resultar ajeno y extraño pasara a ser un antes y después, un domingo que podría ser igual a los demás pero que no tendrá vuelta atrás y sobre todo, representara un parteaguas para sus diferentes realidades, todo enfrascado en una pintura que sin reparo hará cuestionamientos inconclusos.  

Una de las mejores cosas que puede entregar al espectador es la fotografía, hecha por Alexis Zabé, disfrutable en cada momento a lo largo de una hora y media, utilizando fotogramas, al mismo tiempo que juega con los objetos alrededor sabiendo desarrollar junto al director y la música una película que poco se ha visto con anterioridad, junto a las actuaciones de Danny Perea, Diego Cataño, Enrique Arreola y Daniel Miranda atrévete a ver cine mexicano, que cuando se busca bien se encuentran joyas como esta.

Angélica H.G

Deja un comentario