Texto: Pablo Macotela

La “Última Noche” (Silent Night) es una comedia negra protagonizada por Keira Knightley y Matthew Goode. Escrita y dirigida por Camille Griffin.

Es “casi” un “no se la pierdan”. Sobre todo al principio. Luego va perdiendo la fuerza de su planteamiento. Divertida.

Y es que, cuando una película pertenece al género “reuniones entre amigos” en citas como Acción de Gracias o Navidad, la cosa no va a terminar bien. Se come mucho, se bebe más y se habla demasiado, así que no es difícil que pronto afloren los conflictos entre el grupo de comensales y salgan a la luz sus respectivas miserias.

En el caso de “Última Noche”, sin embargo, los clichés adquieren una dimensión diferente. Están ahí para que los reconozcamos, para que nos sintamos cómodos a través de ellos y, justo a continuación, para hacerlos volar por los aires.

¿De que trata?

Mientras el mundo se enfrenta al Apocalipsis, un grupo de amigos se reúne para celebrar la Navidad en una idílica casa de campo en Reino Unido. Incomodados por la idea de la destrucción de la humanidad, deciden afrontar la situación con tranquilidad.

No es fácil aceptar que se acerca el fin, pero cada uno lo afronta como puede: tratando de mantener la calma, emborrachándose, diciéndose unas cuantas verdades que ya no duelen o fingiendo que no pasa nada. Sea como sea, la realidad se les echa encima y, debajo de las velas, el champagne y las últimas voluntades, aflora el incontrolable miedo a la muerte.

En este atrapante, divertido e inquietante filme británico también participan: Roman Griffin Davis, Annabelle Wallis, Lily-Rose Depp, Sope Dirisu, Kirby Howell-Baptiste, Lucy Punch, Rufus Jones, Davida McKenzie, Trudie Styler, Hardy Griffin Davis, Gilby Griffin.

Deja un comentario