BY: JIM JARMUSCH

Cuando separas una partícula entrelazada, y alejas ambas partes, una de la otra, inclusive en lados opuestos del Universo, si alteras o afectas una, la otra será afectada o alterada de manera idéntica.

Después de una maratón con las recientes películas de crepúsculo en la plataforma de streming netflix, decidí seguir enfrascada en ese mundo oscuro, precioso y preciso que nos brindan los vampiros, una de las opciones era esta propuesta que leerán en unos momentos y procedí a sumergirme en ella.

Con la premisa de ser un mundo rockstar y ambientado en el páramo de Detroit, como hechos el uno para el otro (Tilda Swinton) como Eve y (Tom Hiddleston) interpretando a Adam, son Vampiros que se reflejan y mimetizan como si se tratase de una fusión, Eve con ambiciones en la literatura de bastantes décadas y Adam siendo un músico predilecto en cualquier género pero en el anonimato, viven su interminable existencia. Alejados pero siempre presentes en el mundo del otro, la historia puede ser un poco confusa y lenta debido a sus constantes acercamientos y juego de cámaras con el ambiente alrededor, te va mostrando poco a poco como es su vida y sus alegrías, todo parece estar en el lugar y momento adecuado hasta que se presenta la hermana de Eve, una chica extrovertida que cae en lo burdo y superfluo pero que en otras ocasiones les ha traído inconvenientes gracias a sus celos por ese amor tan grande que se tienen.

¿Los vampiros en este siglo podrían sobrevivir? A pesar de tanto individualismo y relaciones liquidas ellos, o los que se sitúan en esta historia lo han hecho, aunado a que no pueden beber toda la sangre porque está contaminada con tanta impureza en esta sociedad, es muy rescatable pero el director y escritor de esta película se asemejo lo más que pudo a los vampiros que han sido narrados desde los primeros tiempos, de igual forma parece hacer crítica social sobre lo que sucede en estos momentos de la historia y como ya no somos humanos sino maquinas, zombis les dicen, ya que estamos enajenados en diversos mundos y entre más rico o más famoso pierdes tu esencia como lo que naciste.

  • Angélica H.G

Deja un comentario